Gran recogida de alimentos 2014

Imprimir

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Gran recogida 2014

Sigue la Gran Recogida 2014 en Twitter a través de los hashtags #ElHambreNoSeVe #GranRecogida

 ¡Gracias a Todos/as!

Actualizado a 9/12/2014

Escribía hace unos días en este artículo, que entre todos habíamos conseguido "casi 1000kg"  para la recogida de este año, pues bien, una vez empaquetados todos los alimentos, organizados y "compactados" estas son las cuentas que nos salen.

Para realizar el cálculo, hemos pesado varias cajas al azar dándonos resultados de entre 12 y 23 kg, por lo que vamos a considerar una media de unos 17,5 kg. Contamos en total 70 (+ una de pañales, que prácticamente no pesa) cajas lo que nos da un resultado total de:

¡70 cajas x 17,5 kg = 1.225 kg!

Y... el/la que no se lo crea, tiene un par de días para comprobarlo. Yo personalmente, ¡las he tenido que contar varias veces!...

Por comparar, el año pasado contabilizamos 808 kg. de alimentos solidos y 209 envases de batidos y otros liquidos, lo cual quiere decir que este año, hemos superado con creces a la recogida de 2013, en consonancia con lo que ha pasado a nivel nacional, donde entre todos hemos sido capaces de recolectar 21 millones de kilos de alimentos.

21 millones de gracias a todos los que me habéis ayudado.


 

Veinticuatro horas después de terminar la gran recogida de alimentos organizada por los bancos de alimentos de toda España, llega la hora de rendir cuentas, ordenar, clasificar y almacenar todo el material obtenido durante estos dos días.
Más de un millón de personas se van a ver beneficiadas por este torrente de solidaridad humana que en el Llano de Zafarraya ha tenido también su hilo manantial de vida.
Casi 1000kg. 1225 kg. de alimentos no perecederos se han recogido en los establecimientos colaboradores gracias al esfuerzo de los voluntarios que hemos participado este año.
¡Hemos superado por muy poco la cantidad recogida el año pasado! A pesar de que este año hemos sido bastantes menos los voluntarios que participábamos de esta fiesta de la solidaridad.
Porque es una fiesta y en cierto modo nos sentimos privilegiados por haber tenido la oportunidad de llenar nuestro corazón con los más bellos sentimientos que un ser humano es capaz de albergar. Privilegiados e incluso hasta un poco culpables por no haber sido capaces de transmitir estas emociones a todos los que seguramente habrían querido participar y no lo han hecho.
Pero que nadie se preocupe. Participar es algo completamente personal e intransferible. Algo que se hace porque se quiere y no hace falta esperar la llamada de nada ni de nadie. Algo que nuestro corazón hace porque sí, porque le gusta, porque lo siente, porque en nuestro interior hay unas voces que nos dicen que hay que hacerlo... En otras palabras, es un sentimiento que sale de las personas buenas.
La vida, que es así de dura, seguro que nos presentará multitud de ocasiones en las que esa persona buena tenga la oportunidad de salir a relucir.
Por eso, si has participado mi más sincera, honda y efusiva gratitud, no por mí sino por los miles de personas para las que este final de año será un poco menos duro, menos descorazonador... y por qué no decirlo, también un poco menos hambriento.

Y si no has participado, mi consejo es... líbrate de esas ataduras que te hacen sentir amargado/a, que no te permiten ver más allá de la punta de tu nariz y una cuarta alrededor de la cárcel en la que vives. De esa realidad que te atormenta y de la que tú no quieres formar parte, pero a la que te ves arrastrado/a por la personalidad tóxica de los/las que quizás te rodean y no te aprecian en la medida en que tú te mereces.
En definitiva, sé tu mismo/a. Disfruta de tu humanidad, comparte, solidarízate, esfuérzate por mejorar el mundo y la sociedad que te rodea. Empatiza con tu alrededor y sentirás como una irresistible carga moral de fuerza y energía positivas se apoderan de tu cuerpo y de tu mente, y hacen de tí una persona infinitamente más feliz, más plena y más amiga de tus amigos/as y por qué no, también de tus enemigos/as.
Esta es la verdadera lección magistral que nos ha enseñado esta actividad de La Gran Recogida de Alimentos 2014, de los Bancos de Alimentos de España.

Esta es la verdadera cara de la solidaridad.

Porque esta es, en definitiva, la única energía que nos ha empujado a participar en ella.
¡Contágiate tú también de esta energía viva, positiva y universal!

¡Felicidades!

Quisiera también dar especialmente las gracias por permitirme ser merecedor de su ayuda a:
Pepe, Conchi, Gracia, Carmelina, Auxi, Ana, Tere, Carmen, Faustino, Nieves, Antonio, Ana, Maria, Mohamed (Juan), Yesica, Rocío y alguna persona más que seguro se me olvida...
Y por supuesto, también a los establecimientos Aliprox, Tiendas Coviran de Obdulia, Carmen, Sergio y David, Cheli y César, Spar de Ventas, Carnicería/alimentación Chencha, Rafael Moreno (Sofío) y Supermercado Pericón por facilitarnos enormemente la labor

A todos, muchísimas gracias en mi nombre, pero sobre todo en el de todas las personas que están necesitadas.

Pablo.