Blog de Auxi

Con su delantalito blanco

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Lagarto Ocelado¡Qué tímido es Ernesto!

Cada mañana cuando paso por la puerta de su casa, le veo tomando el sol con su traje esmeralda.

Cada mañana me paro para ver cómo rehuye mi mirada, mi curiosidad por saber más de él.

Su casa bajo los castaños debe ser acogedora, estrechita como él, pequeñita.

Leer más...

Crimen lingüístico.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Lenguaje smsNos esforzamos por aprender otros idiomas, y nos olvidamos de conservar el nuestro.

Es fundamental, para obtener un título universitario, tener un nivel aceptable de un idioma, sin importar cual es el nivel que tenemos del propio, esto lleva a incongruencias tales como saber decir buenos días en inglés, por ejemplo, pero no saber distinguir entre a ver y haber.

Leer más...

Victimismo y otras anomalías.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Araña

Hacerse la víctima parece ser que ayuda a crear simpatías. Pero si se defiende el victimismo, se protege a un informador, lo que provoca la desacreditación del aparente perjudicado.

Si recurrimos a la inferencia del victimismo, hayamos que se derivan conclusiones a partir de premisas, unas aceptables y otras no. Son estas últimas las que tendremos que tener en cuenta para encontrar alguna lógica en el hecho de hacer del victimismo una forma de existir.

Leer más...

En un lugar de la Axarquía. IV

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La AxarquiaLa música de mi infancia pasaba por los clásicos nacionales, ¡como tenía que ser!. Así que, antes de llegar a la infernal música extranjera, tuve que pasar por el adoctrinamiento del rico mundo melómano patrio. El trauma ocasionado perdura en el tiempo. Mis compañeros de ADN, también tuvieron que pasar por ese trance, pero con el paso del tiempo, aunque compartamos gustos, cada uno ha seguido un estilo distinto.

Leer más...